Universitarios esperan aguinaldos para comprar medicinas, alimentos y pagar deudas

bono vacacional universitario
Imagen de referencia / Cortesía

Molly González, presidenta de la Asociación de Profesores de la Universidad del Zulia (APUZ), denunció que los profesores universitarios no aprovechan el período de vacaciones desde hace varios años.

En una entrevista para clase abierta, el educador señaló que en cambio destinan el dinero del bono a la compra de medicinas, alimentos o al pago de deudas. Bueno, eso es un pequeño alivio para cubrir las necesidades básicas debido a los salarios insuficientes.

Por su parte, Ángel Andara, en representación de los profesores ante el Consejo Universitario de la Universidad de Los Andes, considera que el gobierno ha suprimido el bono de vacaciones y esparcimiento para pagarlo en varios plazos. Sin embargo, a pesar de que “nadie usó el bono para irse de vacaciones, era dinero que sobraba. Se usaba para comprar uniformes, para pagar deudas, para comprar proteínas para unos meses. Pero siempre había tenido el carácter de una bono porque lo pagaron cuando era debido.

Históricamente, el aguinaldo vacacional para universitarios consistía en el pago de 90 días de salario íntegro, depositados antes del 1 de agosto, fecha de inicio del período vacacional. Este año, inicialmente, se impuso pagar solo el 28,5% del bono, según lo establecido en el documento de convenio, mientras que el 71,5% restante quedaría para 2023.

Pero luego de las múltiples protestas desarrolladas recientemente por universitarios en contra de este bono vacacional fraccionado, la ministra de Educación Universitaria, Tibisay Lucena, anunció este viernes 12 de agosto, vía Twitter, que tras una reunión con representantes de la Central Bolivariana de Sociedad de Trabajadores Socialistas ( CBST), se logró pactar el pago del 100% del bono vacacional para la próxima semana, lo que mantiene a los docentes al pendiente.

Universitarios esperan bono vacacional para solucionar necesidades básicas

González califica la instrucción de la Onapre como el nivel más alto de imposición y violencia contra los universitarios y la educación. También define las citadas instrucciones como un “fraude a la dignidad del profesor”, vinculado a la política de destrucción universitaria.

“Los universitarios han luchado desde que se dieron a conocer los convenios colectivos únicos, todos impuestos unilateralmente. Onapre, siendo siempre el brazo armado de estas convenciones, las socava. Han decidido retirar todos los beneficios a los docentes, así como todos los elementos de trabajo que siguen la política del gobierno de Nicolás Maduro, quien es el único responsable”, señaló González al equipo de Aula Abierta.

El representante de los docentes de LUZ indicó que lo que motiva este tipo de eventos es la falta de compromiso del ejecutivo nacional con la educación universitaria pública. Además de las conductas recurrentes del gobierno y sus instituciones de violar flagrantemente la normativa laboral y los derechos de los docentes.

Sobre los recortes de salarios y las prestaciones canceladas, señaló que el más importante es el de las interescalas. Al aplanar las escalas salariales, los puestos de mayor jerarquía quedan en el suelo, como el titular a tiempo completo. Por lo tanto prácticamente igual al salario de un instructor, un empleado o un trabajador.

Asimismo, han desaparecido los bonos faro, violando las actas de convenio y deteriorando el proceso de meritocracia académica. Incluso se han reducido los bonos de profesionalización, acogida e hijos.

El instrumento de la Onapre fija cálculos salariales para el sector universitario que no cumplen con las bases estipuladas en el también impuesto “Cuarto Convenio Colectivo Único” (IVCCU). Este es un instrumento que actualmente regula las normas sobre salarios y prestaciones de los estudiantes universitarios.

Seguirán en la calle

El máximo representante de APUZ aseguró que hay una demanda muy fuerte de docentes universitarios para seguir en las calles. Ejerciendo así su derecho a la libertad de asociación y reunión pacífica, que es el primer punto de su programa de lucha. Seguido de denuncia a nivel internacional.

“Tenemos otras actividades en la agenda. Favup presentará próximamente una serie de acciones que incluyen actividades en línea y en la calle. No pretendemos quedarnos callados, seguiremos exigiendo nuestros derechos laborales y humanos”, subrayó.

El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para seguir adelante y asegurarse de que las noticias incómodas que no quieren que lea permanezcan a su alcance. ¡Hoy, con su apoyo, seguiremos trabajando duro por un periodismo libre de censura!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.