Me gustaría llevar mi pasión por los libros a los demás.

Mariana Flores Lectura MFM

El amor y la pasión de Mariana Flores por los libros es reciente. Nació hace tres años, cuando decidió montar un club de lectura con un grupo de amigos. en ese momento estaba leyendo el amante japonéspor Isabelle Allende. Esta lectura la cautivó tanto que, desde ese primer encuentro, no ha dejado de leer.

Aunque este pequeño club de lectura de ocho amigos es privado, le gustaría que más personas adquirieran el hábito de leer un buen libro, copia en mano. Por eso, Flores decidió crear MFM Lectura con la intención de que muchos otros, como ella, se interesen por los libros.

“El club de lectura se lo tomó como algo personal, es un pequeño grupo de 8 amigos. Tomamos tres propuestas, elegimos una para leer y luego discutir y analizar. A veces incluso nos vestimos de la misma forma que los personajes, preparamos una comida que aparecía en el libro o decoramos de una manera especial”, explica Flores, quien además de ser la fundadora de MFM Lectura, se desempeña como contadora pública. , y también es licenciada en literatura mundial y psicología positiva, y una maestría en marketing y negocios.

Mariana Flores Lectura MFM
Mariana Flores, creadora de MFM Lectura

En sus inicios, el proyecto era pequeño. Empezó en plena pandemia, poco después de que abriera el club de lectura, con una cuenta de Instagram. Allí, Mariana Flores publicó libros que había coleccionado gracias a donaciones de personas cercanas a ella. Con el tiempo, las donaciones aumentaron y la colección de libros comenzó a crecer tanto que ya no podía tenerlos en su casa. Por eso, gracias a conocidos, las oficinas de Fospuca en El Rosal le facilitaron espacio para almacenar los libros, que hasta el momento suman 10.000.

“Así que los estaba almacenando y comencé a publicarlos en Instagram, para que la gente pudiera ver los libros que tenía, solicitarlos y también donar e intercambiar libros”, dice. .

El objetivo de MFM Lectura es fomentar la lectura, especialmente con una copia en la mano. “La lectura construye vocabulario, aumenta los temas de conversación, te permite viajar a tiempos y lugares que nunca imaginaste, y también es un método de distracción”, dice. Por eso también participan en ferias del libro.

Al principio organizaban ferias internas en las oficinas de Fospuca y con el tiempo empezaron a recibir invitaciones a ferias de contratistas en otros puntos de Caracas. “Nuestra intención es intentar cubrir la mayor cantidad de zonas de la ciudad, donde podamos recibir libros y donde la gente también pueda adoptar a otros”, explica Flores, quien asegura que para adoptar un libro no hace falta traer otro si hay es ninguno uno a la vez.

Lectura MFM

Hasta el momento, solo tres personas están involucradas en MFM Lectura: Mariana Flores, quien está a cargo del manejo de la cuenta de Instagram, y otras dos que se encargan de la logística para organizar las ferias y buscar los libros donados. Además, también reciben donaciones de libros en las oficinas de Fospuca en El Rosal todos los días de 8:00 a 18:00 horas.

“Las personas que quieran donar pueden dejar los libros en custodia. También los estamos buscando en algunas zonas de Caracas, contamos con transporte especial. Tenemos estantes para buscarlos, moverlos y almacenarlos en las mejores condiciones para que no se dañen”, especifica.

Además de intercambiar y donar libros, MFM Lectura también organiza actividades especiales en ferias infantiles y ha brindado apoyo logístico a bibliotecas vacías de personas que han decidido salir del país. En sus planes futuros está crear un banco de libros. “Queremos que la gente tenga un espacio para leer un libro, tomar un café, llevarse el libro de su elección y también dejar otros que ya hayan leído”.

Lectura MFM

Flores considera que actualmente el hábito de la lectura se fomenta un poco más que antes entre los niños, sobre todo en las escuelas. “Me parecía que este año se celebraba mucho más el Día del Libro que los demás. Además, se organizan más ferias de lectura en las escuelas; De hecho, asistiré a conferencias educativas para fomentar la lectura y donaré libros”, dice.

Considera importante fomentar el hábito de la lectura en este período de exposición a las redes sociales, donde el contenido se consume y se pierde muy rápidamente. “Le damos a la gente la oportunidad de conseguir los libros que quiere en formato físico, que cada quince días pueda asistir a una feria y conseguir una estantería llena de ejemplares, una oferta que invita a leer libros que, además, están en perfecto estado. , una zona de ocio libre. Es mi apoyo y motivación para que la gente se anime a leer en papel”, dice.

“MFM Lectura es mi base, es mi mayor desafío. Ojalá pudiera llevar la pasión que siento por los libros a los demás”, concluye.

El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para seguir adelante y asegurarse de que las noticias incómodas que no quieren que lea permanezcan a su alcance. ¡Hoy, con su apoyo, seguiremos trabajando duro por un periodismo libre de censura!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.