los puntos en las i

Ataviada con un uniforme condecorado e investida con el eminente cargo de jefa del Comando Sur del país más poderoso del planeta, la señora Laura Richardson no puede permitirse ser ni vaga ni ambigua en sus declaraciones. Especialmente cuando se trata de asuntos de interés esencial para su país. Por lo tanto, no es necesario interpretar o leer entre líneas lo que dijo a Infobae este general de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos sobre temas que nos afectan muy de cerca a los venezolanos.

Las declaraciones inequívocas de este alto funcionario deben hacernos reflexionar sobre las posibilidades de que las conversaciones con Estados Unidos que se reanudan en Trinidad conduzcan, en interés de Washington, a algo más que al establecimiento de un régimen democrático en nuestro país por una y confiablemente .

Sus declaraciones no pueden ser más claras al hablar de la relación del actual régimen venezolano con el narcotráfico que afecta a su país y al mundo:La corrupción es endémica en Venezuela, y el régimen está activamente involucrado en el narcotráfico y alberga a grupos terroristas regionales como el ELN y disidentes de las FARC. … La mayoría de los vuelos sospechosos de narcotráfico a México y América Central parten de los estados venezolanos fronterizos con Colombia, principalmente Zulia. Envíos marítimos de cocaína desde Venezuela transitan por el Caribe y el Atlántico en ruta a los Estados Unidos y Europa.

Al mismo tiempo, Richardson dejó en claro la relevancia de este tema para su país y cómo Estados Unidos ha actuado contra quienes promueven y lucran con esta empresa criminal: “El régimen de Maduro no ha hecho ningún esfuerzo significativo para combatir la actividad ilegal de las drogas ni para enjuiciar a funcionarios corruptos o presuntos narcotraficantes, incluidos los sancionados por el gobierno de los EE. UU. En 2020, los Estados Unidos anunciaron cargos penales contra Maduro y miembros de su séquito por participar en una conspiración narcoterrorista, conspiración para importar cocaína a los Estados Unidos y cargos por armas de fuego.

La general de cuatro estrellas fue aún más concisa cuando aseguró que la participación en este caso penal”atraviesa todos los niveles del régimen de Maduro.

Cabe, pues, preguntarse -si tenemos claro el significado del sacrosanto principio de la «distribución de poderes» en el gran país del Norte- cuál es el margen de maniobra del que disponen los funcionarios que se sientan a la mesa maduristas para evitar las sanciones de carácter personal que sigan un curso en los tribunales y la fiscalía estadounidense o incluso se desvinculen de esta posición crítica, sólida, inequívoca e irrefutable emitida por un representante de este calibre del sector militar estadounidense.

Aquellos en la oposición venezolana que escriben cartas al presidente de los Estados Unidos deberían considerar estas realidades que van mucho más allá de la economía. Además, las empresas que presionan por un enfoque petrolero conveniente que buscan aumentar un volumen de crudo venezolano en el mercado internacional deben incluirlo en su material de juicio.

El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para seguir adelante y asegurarse de que las noticias incómodas que no quieren que lea permanezcan a su alcance. ¡Hoy, con su apoyo, seguiremos trabajando duro por un periodismo libre de censura!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.