Investigación sobre denuncias de abuso a menores en albergues en Panamá

(CNN)– El Ministerio Público de Panamá ha abierto una investigación de oficio por denuncias de presuntos malos tratos a menores en albergues infantiles, con base en publicaciones de medios de comunicación del país, según informó este viernes un mensaje en su cuenta de Twitter, en el que especifica que solicita informes a la Secretaría Nacional de la Niñez, la Adolescencia y la Familia (SENNIAF), al Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) ya la Asamblea Nacional de Panamá.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) llamó este jueves a las autoridades panameñas a investigar rápidamente las denuncias de presuntos abusos y malos tratos a niños, niñas y adolescentes en algunos albergues del país, reveló un informe de la Asamblea Nacional de Panamá.

En un comunicado de Unicef, recordó que los menores en los albergues «están bajo la protección especial del Estado» y que para prevenir todas las formas de violencia, abuso y maltrato, se deben dejar de lado los intereses tanto individuales como corporativos y se debe dejar de lado a los niños. Al frente.

Este lunes, la Comisión de la Mujer, la Niñez, la Adolescencia y la Familia de la Asamblea Nacional de Panamá reveló un informe preliminar al que ha tenido acceso CNN, en el que se asegura que gracias a la investigación sobre el terreno encontraron “pruebas concretas de abuso, violencia y maltrato físico a niños, niñas y adolescentes en alojamientos, particularmente cuando presentan discapacidad intelectual”.

Según el documento, que no da detalles de los hechos, se trata de una investigación iniciada en agosto de 2019, por una subcomisión integrada por 4 diputados, y que se abrió por denuncias contra una fundación que administraba un albergue, que recibió una subsidio estatal, y sería supervisado por la Secretaría Nacional de la Niñez, la Adolescencia y la Familia, denominada SENNIAF.

Se asegura que gracias a esta investigación se han detectado más casos en albergues de todo el país.

La diputada Zulay Rodríguez, presidenta de la Comisión que realizó las investigaciones, reveló a CNN que para protección de las víctimas y con el fin de no alertar a los posibles perpetradores, cuentan con otro informe, que consta de más de 500 páginas, con testimonios y fotografías. recaudado durante seis meses y que será entregado la próxima semana, fecha en la que, según él, se interpondrá la denuncia penal.

Situaciones como la falta de protocolos y personal especializado, así como la explotación sin permiso de funcionamiento, fueron algunas de las detectadas, según el documento preliminar.

“A lo largo de la investigación descubrimos que aparecen centros de acogida en funcionamiento a nivel nacional sin que la SENNIAF sepa de su existencia”, señala el informe, y agrega que se encontraron menores discapacitados que no recibieron atención especializada.

Dicho documento no menciona directamente a los posibles autores de los delitos ni las fechas en cuestión, pero a través de un comunicado de prensa, la SENNIAF se comprometió a tomar «medidas administrativas, legislativas, judiciales y de cualquier otra índole» para garantizar que «los hechos del pasado según el informe publicado por la Asamblea Nacional de Diputados de Panamá, ya no se plantea, vulnerando los derechos de los niños, niñas y adolescentes bajo medidas de protección”.

Por su parte, la Secretaría de Desarrollo Social, que administra la SENNIAF, indicó en un comunicado que repudia “cualquier acto que viole los derechos humanos” de los menores y explicó que vigila e interviene para controlar el cumplimiento de las normas de calidad del hogar.

Dijo que entre agosto de 2019 y noviembre de 2020 se cerraron 8 albergues y señaló que el año pasado se presentaron denuncias penales por delitos de maltrato infantil.

Respecto al informe en cuestión, el Ministerio de Desarrollo Social asegura que lo ha solicitado a la Comisión de Asamblea sin éxito, pero que a pesar de ello están tomando medidas legales, penales y administrativas en albergues de niños, niñas y adolescentes en los que encontraron incumplimiento. o mal uso de los recursos proporcionados por el estado.

“El MIDES nunca se pronunció sobre el final de la investigación”, dijo a CNN la diputada Walkiria Chandler, quien lidera el subcomité que investigó, cuando se le preguntó sobre la supuesta negativa a entregar el informe.

“El MIDES no pidió nada de nada”, dijo, y agregó que la Comisión los convocó usando facultades legislativas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.