El FMI rebaja el crecimiento global al 3,6% por la guerra en Ucrania

Guerra del FMI en Ucrania

La guerra en Ucrania y la alta inflación llevaron al Fondo Monetario Internacional (FMI) a rebajar en 8 ticks su anterior previsión de crecimiento de la economía mundial para 2022, hasta el 3,6%. Esto se compara con el 4,4% previsto en enero pasado.

En su informe sobre las perspectivas económicas mundiales, actualizado el martes como parte de la reunión anual de primavera del FMI y el Banco Mundial, el Fondo revisa a la baja las previsiones de crecimiento de 143 países. Esto representa un impacto en el 86% del producto interno bruto (PIB) mundial.

El FMI atribuye la caída «principalmente» a las previsiones de preguerra en Ucrania. Aunque también cita como factores la inflación histórica que azota a gran parte del mundo. Y los confinamientos de ciudades enteras que se siguen produciendo a causa del covid-19, sobre todo en China.

“Esta crisis (la guerra) llega cuando la economía global estaba en el camino de la recuperación de la pandemia, pero aún no se había recuperado por completo”, dijeron sobre la institución financiera.

En el caso de Rusia, una de las doce mayores economías del mundo, el FMI pronostica un desplome del 8,5% este año. Además de una caída del 2,3% al día siguiente, consecuencia del conflicto y las sanciones impuestas por otros países.

El FMI recorta el crecimiento mundial por la guerra en Ucrania

Mientras que en enero el FMI pronosticaba un crecimiento del 2,8% para Rusia, tres meses después y tras más de seis semanas de guerra con Ucrania, el organismo financiero internacional rebajó esta previsión en 11,3 puntos. Y ahora proyecta una fuerte contracción de la economía en el país eslavo.

Naturalmente, las peores consecuencias económicas de la guerra las lleva el país invadido, Ucrania. Cuyo PIB se desplomará un 35% en 2022, y los efectos durarán muchos años. Esto incluso si el conflicto condujera a una resolución rápida, según el Fondo.

Rusia y Ucrania son dos de los mayores exportadores de cereales del mundo, en particular maíz y trigo. Además de los proveedores de petróleo, gas natural y minerales en el caso ruso, lo que hace que la guerra dispare los precios de las materias primas en todo el planeta y las consecuencias económicas se sientan mucho más allá de estos dos países.

El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para seguir adelante y asegurarse de que las noticias incómodas que no quieren que lea permanezcan a su alcance. ¡Hoy, con su apoyo, seguiremos trabajando duro por un periodismo libre de censura!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.