Delsa Solórzano asegura que el gobierno de Maduro busca cerrar los casos investigados por la CPI

Masacre de Solórzano Guanare-Solórzano a
Foto Kenny Linares (@KlipsProducciones)

el oponente Delsa Solórzano denunció este miércoles que el gobierno de Nicolás Maduro ha estado en contacto con presuntas víctimas de crímenes de lesa humanidad, para pedirles que cierren sus expedientes y así poder decirle a la Corte Penal Internacional (CPI), según su información, que en el país «hace justicia».

“El régimen está tratando, por otros medios, de evadir la justicia, para lo cual está contactando a las víctimas de crímenes de lesa humanidad, de crímenes cometidos desde 2014 hasta aquí y especialmente desde 2017, y les pide que cierren los registros, que digan que la justicia se ha hecho», dijo el líder en una conferencia de prensa.

Solórzano, quien no precisó con qué víctimas contactaría el gobierno de Maduro ni entregó pruebas para respaldar su declaración, argumentó que el objetivo del ejecutivo es «reducir el número de casos y por eso decirle también a la CPI que en Venezuela se hace justicia». .» .

“Hacemos un llamado a las víctimas para que sean conscientes de esto”, agregó.

El fiscal de la CPI, Karim Khan, anunció el 21 de abril su disposición a continuar con la investigación de los presuntos crímenes de lesa humanidad denunciados en Venezuela, a pesar de que el gobierno de Maduro le pidió formalmente que dejara esa investigación en manos de las propias autoridades judiciales. Del país.

Khan informó a la Sala de Cuestiones Preliminares de la Corte que el 16 de abril Venezuela le había solicitado dejar las investigaciones en manos de las autoridades nacionales, bajo el argumento de que el gobierno de Maduro “está investigando o ha estado investigando a sus nacionales u otras personas bajo su jurisdicción con respecto» a los crímenes de la competencia de la CPI.

El Estatuto de Roma fundacional de la CPI requiere que el fiscal acepte la solicitud de Maduro o envíe una solicitud a la corte solicitando autorización para reanudar sus propias investigaciones, una solicitud que incluirá presentaciones relevantes de las víctimas, sus representantes legales y otras partes interesadas en el caso.

Khan «concluyó que no se ha presentado información nueva (por parte de Maduro) que justifique una revisión» de su evaluación anterior de hacerse cargo de la investigación.

En vista de esta circunstancia, corresponde a la Sala decidir sobre el procedimiento a seguir una vez que el fiscal haya presentado su solicitud de mayor investigación.

La Red de Documentación de Crímenes de Lesa Humanidad en Venezuela (Red-CLH) remitió este miércoles 36 expedientes más a la fiscalía de la CPI, elevando a 50 el total ya remitido a la justicia.

El caso venezolano se remonta a 2018, cuando la Fiscalía de la CPI inició un examen preliminar por la presunta comisión de crímenes de lesa humanidad, al menos desde abril de 2017, durante protestas en todo el país.

El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para seguir adelante y asegurarse de que las noticias incómodas que no quieren que lea permanezcan a su alcance. ¡Hoy, con su apoyo, seguiremos trabajando duro por un periodismo libre de censura!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.