Cuatro claves para que la acción democrática sea una alternativa al poder

Políticos felicitan a Acción Democrática por su 80 aniversario
Foto: EFE/Miguel Gutiérrez

1. Hace unos días me atreví a expresar, de forma breve y precisa (ya riesgo de levantar polvareda), una opinión sobre el futuro de Acción Democrática. Recibí muchos mensajes, la mayoría a favor de lo que estaba diciendo. Algunos dirigentes de AD me han pedido que denuncie todo lo que han hecho (y no han hecho) Henry y Bernabé. Quieren ver rodar cabezas. Malos pensamientos.

2. Bueno, quiero ser más específico en este punto, y empiezo expresando por qué decidí inmiscuirme momentáneamente en los asuntos internos de Acción Democrática después de un largo período de ausencia de dinámicas partidarias. Sencillo: porque Venezuela (y en particular la oposición) necesita con urgencia un partido político bien estructurado capaz de reconstruir la esperanza de los venezolanos lo más rápido posible.

3. Por muchas razones, Acción Democrática es uno de los partidos que más posibilidades tiene de consolidarse en el corto plazo como pieza central para la construcción de una nueva mayoría y el retorno de la confianza de los venezolanos en la política. Por supuesto, en Venezuela hay espacio para nuevos partidos y también para que los viejos partidos se transformen. Y si AD no se atreve a asumir el reto del cambio, sin duda se moverá.

4. Por otro lado, mis preguntas a Henry y Bernabé son estrictamente políticas. Los aprecio y respeto a ambos como importantes amigos y líderes de AD. Nadie contará conmigo para campañas destructivas personales contra un líder político. Creo que todos cometemos errores, que nadie los comete a propósito y que todos tenemos derecho a rectificar. Y recién con este comentario, empiezo con la primera clave.

5. Clave uno. Evite buscar al «culpable» y entierre los insultos innecesarios y la autocomplacencia, de ambos lados. Y debe evitarse no porque no haya motivos para cuestionar el comportamiento de la mayoría de los líderes, sino porque es una acción totalmente inútil, que no aporta nada sustancial al debate, y porque todos los adistas tienen críticas y facturas contra todos. Nadie se salva. Si lo hacen, seguramente todo terminará en una operación de «suma cero» y se postrará en un cementerio de suicidas. Y en Acción Democrática se necesita de todos.

6. clave dos. Debemos enfocarnos en las cosas sustanciales que se deben cambiar para que AD surja como un partido político del nuevo milenio y rompa la mala racha que marca a todos los partidos en Venezuela. Será su pasaporte a la grandeza histórica. Esto implica atreverse a salir de las zonas de confort. Muchos paradigmas políticos ya no funcionan y nunca lo harán. Hay que salvar el respeto de los ciudadanos a los partidos.

7. clave tres. En primer lugar. Cualquiera que tenga aspiraciones (muy legítimas para el resto) de ocupar un cargo público debe saber que todas sus aspiraciones sólo serán posibles desde un partido poderosamente organizado y en crecimiento. De lo contrario, sus aspiraciones serán bromas mesiánicas inútiles e intrascendentes donde perderán su tiempo, dinero y muchos afectos. Por lo tanto, el enfoque de cualquier AD en este momento debe ser su reconstrucción (solo es posible con el trabajo en equipo) y no las aspiraciones personales de nadie (solo lo que enterró a AD).

8. clave cuatro. Lo primero a consolidar es el funcionamiento democrático interno de AD. La ventaja institucional de algunos líderes debe dar paso a una mayor transparencia democrática en las elecciones internas para elegir tanto autoridades partidistas como cargos de elección popular.

9. La legitimidad democrática de toda la dirigencia es la clave que permitirá un crecimiento gigantesco de AD en el corto plazo y le dará la capacidad de proponer (por primera vez en 30 años) un candidato presidencial con grandes posibilidades de victoria en 2024 La democracia interna será el mayor atractivo para miles de líderes políticos repartidos por todo el país que buscan un norte estratégico y una organización que los represente.

10. Es necesario que toda la dirección de Acción Democrática esté de acuerdo en esto. Si esta acción de intercambio cuenta con el apoyo de Henry y Bernabé, será genial y luego todo se desarrollará con gran éxito inmediato. Además, sería muy útil posponer las elecciones internas previstas para junio.

11. Si no cuentan con el apoyo de Henry y Bernabé, entonces los dirigentes tendrán que tomar sus propias decisiones sin necesidad de atacar a nadie pero con valentía y claridad de criterio. No pueden defraudar ni al país, ni al partido, ni a sí mismos ni a sus familias posteriores.

12. El vacío político que existe en Venezuela presenta la mejor oportunidad no solo para AD sino para cualquier partido que se atreva a emprender el cambio. El que lo hace primero se lleva la gloria. Que cada uno decida. El tiempo es oro.

25 de abril de 2022

@JesusSeguias

El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para seguir adelante y asegurarse de que las noticias incómodas que no quieren que lea permanezcan a su alcance. ¡Hoy, con su apoyo, seguiremos trabajando duro por un periodismo libre de censura!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.