A 10 años de la tragedia ferroviaria de Once en Argentina

Comenzó como cualquier otra mañana en la ciudad de Buenos Aires. Un miércoles de febrero, todavía en pleno calor de este verano de 2012 en Argentina, donde cientos de miles de personas subieron a trenes, metros y buses para ir a trabajar, como todos los días.

Pero pasadas las 8:30 a. m. la ciudad se estremeció. Un tren metropolitano de la línea Sarmiento, que transportaba a unas 1.500 personas, chocó en un andén de la estación Once, en el centro de Buenos Aires. La Justicia determinó que el drama, que cumple diez años, dejó 52 muertos -entre ellos una mujer que estaba embarazada- y más de 780 heridos. El evento movilizó a la sociedad argentina al punto que sus efectos aún se sienten hoy.

22 personas fueron condenadas a prisión por la justicia argentina, entre ellas Juan Pablo Schiavi y Ricardo Jaime, exsecretarios de Transporte, Julio de Vido, exministro de Planificación, y Marcos Córdoba, el maquinista.

También se pusieron en marcha reformas de un sistema de transporte que se había ido deteriorando durante décadas. De hecho, aunque el accidente de Once fue con diferencia el peor, en los años siguientes se produjeron otras dos tragedias: en junio de 2013, dos trenes chocaron en Castelar, en la provincia de Buenos Aires, con un saldo de tres muertos y centenares de heridos, y en octubre de 2013 otro tren chocó. de nuevo en el andén de Once, hiriendo a decenas.

La tragedia de Once: ¿qué pasó el 22 de febrero de 2012?

Sobre las 8:32 de la mañana del 22 de febrero un tren perteneciente a la concesionaria Trenes de Buenos Aires (TBA) impactó contra el parachoques del andén en la plataforma n°2 de la estación de Once, en el centro de la ciudad de Buenos Aires. El tren, que circulaba a unos 20 kilómetros por hora -una velocidad cinco veces superior a la normal al entrar en una estación- no había podido detenerse.

“Lo que vi fue una escena de terror, una película de terror en la que estaba. El conductor todavía estaba dentro del taxi, estaban tratando de sacarlo. Los gritos de la gente, de la policía, de los bomberos”, dijo a CNN. Paolo Menghini, padre de una de las víctimas.

Norma Barrientos viajaba con su hija Karina Altamirano, de 14 años, en el primer vagón del tren. Estaba atrapada en el automóvil y sufrió graves lesiones en las piernas después de ser inmovilizada. Su hija murió allí.

«Ahí fue cuando empezaron los gritos. Yo también grité, ‘mi pierna, mi pierna’, porque pensé que no la tenía. Empecé a gritar su nombre. Realmente me pega que digo ‘por qué no me desmayé'». ‘? Porque estaba tan lúcido como ahora, pero aplastado allí con los cuerpos encima», dijo a CNN.

El tren tenía ocho vagones amontonados, especialmente los dos primeros, que quedaron completamente aplastados. Los rescatistas trabajaron durante más de 24 horas para sacar a las víctimas, y en todo el mundo se vieron imágenes de hierros retorcidos y rescatistas trabajando contrarreloj.

Juan Noir, coordinador del Sistema de Atención Médica de Urgencias Aerotransportadas (SAME), fue uno de los primeros en llegar a la estación de Once.

“Entro y veo el panorama, lo que ahí se interpreta termina siendo un 5% de lo que realmente es, y el resto doy aviso”, dijo a CNN.

“A la entrada del carro, llamativamente, todos los asientos habían caído hacia adelante, se ve que todas las personas que iban en él cayeron sobre los asientos y los sacaron del piso. Muchas partes en el piso, mucha sangre”, dijo. agregado.

“Cuando llegamos a la estación, lo primero que recuerdo son cientos de personas corriendo sin rumbo fijo”, dijo a CNN Federico Etchenique, coordinador de los equipos de triaje del SAME.

“Recuerdo a un paciente que intentamos reanimar, y la reanimación no tuvo éxito. Y recuerdo que el domingo identifiqué en la bitácora a la persona que intentamos reanimar”, dijo- declaró.

Familiares de Once víctimas de tragedia celebran sentencia de Vido 4:39

La formación, placa 3.772 y placa 16, que cubría un tramo de la vía Sarmiento, “tenía 60 años en las vías, sin ningún tipo de sistema de seguridad”, dijo Menghini. «Esta tragedia se podría haber evitado», agregó.

Murieron 52 personas y 789 resultaron heridas, uno de los peores accidentes de tren de la historia argentina. La cifra inicial era de 50, pero el cuerpo de otra víctima -Lucas Menghini- fue encontrado dos días después y luego se descubrió que una de las fallecidas estaba embarazada.

¿Quién fue el responsable de la tragedia de Eleven?

Según la sentencia del juez Claudio Bonadío del 18 de octubre de 2012, que procesó a varios imputados, las responsabilidades en el drama de Once se repartieron entre la concesionaria, los funcionarios públicos y el conductor.

El peritaje, incluido en la sentencia y recogido por la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), reveló que de los ocho autos, solo seis tenían compresores de aire comprimido para accionar los frenos; que se habían aplazado las tareas de mantenimiento de siete de los ocho vagones; que los parachoques no tenían en funcionamiento su sistema hidráulico; que se ha desactivado el sistema de frenos del muerto -que se activa si el conductor pierde el conocimiento y Córdoba ha confesado haber cancelado-; y que los frenos manuales se activaron, pero no lograron detener la formación a tiempo.

Once tragedia: los gastos de la empresa que operaba los trenes 1:21

En su artículo académico «La corrupción mata: los familiares de las víctimas de la tragedia de Once y su acción colectiva en la construcción del problema ferroviario», la investigadora Candela Hernández recuerda que la formación que se estrelló en Once había sido fabricada en 1958 y tenía no recibió un mantenimiento efectivo, salvo lo esencial para su funcionamiento, entre 2000 y 2001. Además, en el interior del tren había un hacinamiento de 7,5 personas por metro cuadrado, por encima del máximo estipulado de 5 personas.

¿Quién fue juzgado por la tragedia de los Once?

El juicio oral comenzó en marzo de 2014 y se realizaron 135 audiencias. Más de 200 testigos testificaron en la corte.

Fueron 28 imputados, entre ellos Schiavi, secretario de Transportes en el momento de la tragedia, y Jaime, su antecesor directo que dejó el cargo en 2009. También fueron imputados el conductor del tren, Marcos Antonio Córdoba, y los hermanos Mario y Claudio Sergio Cirigliano. ., TBA propietarios.

Del total de imputados por el Tribunal Oral Federal 2 en 2015, 21 fueron condenados. Sergio Cirigiliano fue condenado a 9 años de prisión, Schiavi a 8 años (luego reducido a 5 años y 6 meses), Jaime a 6 años (luego aumentado a 7 años) y Córdoba a 3 años y 3 meses.

La defensa de Schiavi calificó los cargos de «infundados» y culpó al conductor. La exsecretaria aceptó la libertad condicional en noviembre de 2021.

Córdoba también obtuvo esta ventaja en 2021.

Perdieron a su hija en la tragedia de los once y hoy luchan por un trasplante de riñón 1:32

Jaime, que sigue en prisión y ha sido condenado en otros casos de enriquecimiento ilícito y cohecho, sigue en prisión. Desestimó su condena por la tragedia de los Once diciendo que ya había dejado la Secretaría en 2009.

“Buscaron culpar a una gestión de gobierno que, en mi caso, ya no era un partido hace tres años, es claro que esto es una persecución a los fundadores del Frente (oficial) para la victoria”, dijo en 2019.

Pero la batalla legal no se detendrá ahí.

Un segundo juicio en 2018 condujo a la condena del exministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, Julio de Vido, a cinco años y 8 meses de prisión por «administración fraudulenta», aunque fue absuelto de responsabilidad por las muertes. En concreto, se le acusó de no haber intervenido para controlar la gestión de TBA, lo que habría sido parte de su función.

El recuerdo de la tragedia de los Once

La sentencia fue ratificada en 2020 por la Cámara de Casación. La defensa del exministro, que ahora espera la Corte Suprema, sostuvo la ausencia de delito y el propio De Vido se considera víctima de persecución política, mediática y judicial.

De Vido, también investigado por otras causas de presunta corrupción, se encuentra bajo arresto domiciliario, a la espera de la decisión de la Corte Suprema sobre una apelación de la denuncia.

La tragedia de Once reveló el gran estado de deterioro del sistema ferroviario en Buenos Aires y Argentina, y los gremios del sector dijeron haber denunciado la inseguridad del sistema ferroviario durante años.

¿Cómo recuerda la tragedia dentro de diez años?

El gobierno de la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner retiró la concesión a TBA y el Estado argentino asumió la operación de la línea Sarmiento.

“Han pasado diez años, hay mucha tristeza y mucho dolor. La temporada ha cambiado pero ojalá lo hubieran hecho mucho antes”, dijo Barrientos.

Así luce hoy la estación de Once y uno de sus trenes, diez años después de la tragedia. (Crédito: CNNEE)

Un grupo de familiares de víctimas creó la asociación Padres y Amigos de las Víctimas y Heridos de la tragedia Once 22/2 con el objetivo de buscar justicia. Entre los integrantes se encuentran Paolo Menghini y María Luján Rey, padres de Lucas.

«Son 10 años que se sienten como 10 siglos y 10 minutos a la vez. Siempre se siente como si la última vez que Lucas vivió fue hace poco tiempo y, al mismo tiempo, cuando miro hacia atrás y veo todo lo que hicimos con la banda familiar, es parece que fue hace más de 10 años», dijo Menghini.

Luján Rey es miembro de la Cámara de Diputados del Congreso argentino desde 2019 por el partido PRO, del expresidente Mauricio Macri.

«La verdad es que 10 años es un número al que no quería llegar. No tengo una forma muy clara de explicarlo, pero siento que hay resistencia», dijo a CNN.

“Veo a mi nieta preparándose para sus 15 años o veo a mi hija que se ha convertido en mamá, o veo a mi viejo y ahí entiendo todo lo que implican estos 10 años. Pero por otro lado nada, siento que hay una parte de que ella estuvo detenida allí, que mandé a un hijo de 20 años de vuelta y me la sigo imaginando allí a los 20”, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.