Francia Márquez será compañera de fórmula de Gustavo Petro

(CNN Español) — Los resultados electorales de Francia Márquez durante la consulta de la coalición de izquierda en Colombia fueron históricos.

Francia Márquez (que creció en Yolombó, Cauca, en 1981) es, según su propia descripción, la primera «negra, afrodescendiente, de las regiones más pobres» de Colombia en emitir un voto histórico este 13 de marzo: obtuvo más de 783.000 votos en la consulta del Pacto Histórico (14%). Participó en representación del partido Polo Democrático Alternativo.

Quedó segunda después de Gustavo Petro, quien será el candidato presidencial del Pacto Histórico. Este miércoles 23 de marzo, Petro anunció que Francia Márquez sería su candidatura a la vicepresidencia.

El candidato de izquierda dijo que después de las elecciones del 13 de marzo habrá un «último empujón para ganar la presidencia de Colombia» en primera vuelta. Petro dijo que con su elección pretendía hacer un cambio en el país, representando a sectores históricamente excluidos.

“Tienes que agarrarte al asiento porque vamos a despegar y tendremos días intensos… y me alegro de que nos acompañes en el viaje que vamos a emprender hoy y que termina en el Palacio de Nariño», dijo Petro a Márquez en la actualidad como su fórmula para la vicepresidencia en Bogotá.

Márquez agradeció a quienes votaron por ella -nombrando a las comunidades de los territorios y regiones más olvidadas de Colombia ya los campesinos- porque con sus votos, dijo, fue posible que ella llegara a este punto. En su discurso, Márquez agradeció a los ancestros y, como conservacionista, prometió luchar para “cuidar Casa Grande”.

“Gracias a Dios nuestros antepasados ​​y ancestros, porque sin ellos y ellas no es posible. Sin el Dios de la vida, que nos guía, nos guía, no es posible seguir este camino.

“La lucha continúa, hermanos, porque el desafío que tenemos es frenar la crisis ambiental que hoy atraviesa la ‘Casa Grande’”, dijo Márquez en Bogotá.

El fenómeno electoral de Francia Márquez

Aunque la victoria de Petro fue contundente, los votos de Francia Márquez superaron las expectativas de los expertos y contó con más apoyo de alguien con mayor visibilidad como Camilo Romero, quien fue senador y gobernador del departamento de Nariño.

El voto de Francia Márquez es superior al de, por ejemplo, el ganador de la consulta de centro, Sergio Fajardo, que obtuvo poco más de 723.000 votos.

Hoy, todas las miradas están puestas en Francia Márquez, una mujer que ha recorrido por primera vez el país con una campaña que dice pretende dignificar la política y visibilizar a los «don nadie», mujeres violadas y víctimas de la violencia en este país.

“Vengo del territorio de los tontos y los tontos, vengo de territorios olvidados en términos de inversión social, pero violentados por una política de muerte”, dijo Márquez a periodistas este lunes. «Entonces, no tendría sentido ser parte del pacto histórico si no va a transformar estas realidades que la gente aún vive».

Francia Márquez (Crédito: JOAQUIN SARMIENTO/AFP vía Getty Images)

Francia Márquez, una activista orgullosa de su oscuridad

Francia Márquez nació en una montaña en medio de dos ríos en el municipio de Suárez, Cauca, en el suroeste de Colombia. Allí, dice, aprendió minería, agricultura y pesca. Desde temprana edad comenzó a animar espacios en su comunidad y a empoderarse, incluso desde el reconocimiento de su negritud, en un país altamente racista.

“Me hice activista en el proceso de comunidades negras donde aprendí a reconocerme como mujer negra, a reconocer mi pelo, mi negritud, con orgullo, porque este país nos daba vergüenza, nos hacía sentir que éramos responsables de las desgracias que nos tocó pasar”, dijo Márquez, quien desde joven ha sido un adalid de las luchas de las comunidades negras.

Márquez es madre de dos niños, a quienes, por miedo, tuvo que sacar de contrabando del país mientras avanzaba en la campaña actual, dijo el lunes. Es abogada egresada de la Universidad de Santiago de Cali y fue galardonada con el Premio Goldman en 2018, algo así como un «Premio Nobel del medio ambiente» por su lucha en la comunidad de La Toma «para detener la minería ilegal de oro en sus tierra ancestral» que estaba contaminando con mercurio el río en el que toda su comunidad pescaba.

“Soy porque somos” es el lema de campaña de Francia Márquez. (Crédito: LUIS ROBAYO/AFP vía Getty Images)

Y aunque dice que no hace promesas, subraya que es «una prioridad» solucionar el problema del hambre en todo el país. Pero para eso, explica, su proyecto debe llegar a la presidencia dentro de los próximos tres meses. Agregó el lunes que no le importa en qué puesto esté, sino que puede trabajar para las comunidades más vulnerables.

Según dijo a CNN el analista político Andrés Hernández, antes de las elecciones del 13 de marzo, Márquez era considerada una mujer con poca experiencia política en cargos de elección popular, a lo que responde que su lucha ni siquiera ha comenzado con el Pacto histórico ni con la política representativa. «Llevo luchando por hacer que la vida sea digna desde que era un niño», dijo a los periodistas el lunes.

Y, dado su espectro político, Hernández dice que eso podría perjudicar a Petro en un momento en que necesita acercarse al centro en lugar de a la izquierda. Esto a pesar de los casi 800.000 votos que recolectó el domingo durante las consultas.

Sin embargo, al presentarla como su fórmula para vicepresidente, Petro dijo que buscaba un cambio a un país con más oportunidades.

“Hemos decidido colectivamente que la fórmula de la vicepresidencia, que no es la segunda. No es uno y dos. Al contrario, es uno y uno. Un equipo, este equipo tiene como vicepresidenta a Francia Márquez. presidente de Colombia», dijo Petro el miércoles.

Su lucha contra el racismo y a favor del feminismo

Márquez asegura que su victoria en las consultas internas se debe en gran medida a las mujeres y los jóvenes, y asegura que su victoria “ya es una prueba de que estamos rompiendo con el patriarcado y el machismo en la política”.

Con su lema de campaña “Soy porque somos”, pretende buscar la justicia racial, defender los derechos humanos y el cuidado de la vida y el territorio, así como los derechos de las mujeres. De hecho, dice que gracias a muchas mujeres del pais cruzó el hito de la segunda votación del histórico Pacto.

“La desventaja que tuvimos en este proceso es que la mayoría de los colombianos y colombianas no nos conocen”, dice.

Sin embargo, la lucha feminista marca trascendentalmente su proyecto político. Ella dice que no está interesada en venir. en el poder para una posiciónni pactar con mujeres que están a punto de romper el «techo de cristal».

En Colombia ninguna mujer ha ocupado la presidencia, pero Marta Lucía Ramírez fue elegida como vicepresidenta por Iván Duque, y ganaron las elecciones presidenciales en 2018. Ramírez es la primera mujer en ocupar el cargo de vicepresidenta.

“Estoy aquí para tomar de la mano a las mujeres que no han tenido voz, con las que nunca han tenido oportunidades ni privilegios, cuyas voces han sido silenciadas y a las que no se les ha permitido por sus condiciones de vida como mujeres pobres y racializadas en paz. , paz y dignidad”.

Gustavo Petro, candidato de Colombia Humana y la coalición Pacto Histórico, celebra su victoria en el referéndum de izquierda del Pacto Histórico. (Crédito: RAÚL ARBOLEDA/AFP vía Getty Images)

lo que viene

Dentro un debate en febrero, antes de las elecciones, tres de los cinco integrantes del Pacto Histórico declararon que, de resultar vencedores, elegirían al segundo en la consulta como su fórmula vicepresidencial. Sin embargo, Gustavo Petro, que entonces lideraba todas las encuestas, se abstuvo de contestar.

Desde hace días se especula si Márquez, que quedó segundo en la elección, podría ser la fórmula de Petro, incertidumbre que se resolvió el miércoles. Pero ella, antes de ser elegida para el cargo, dijo que «no tenía prisa por ningún puesto», sino «por un cambio para este país».

“Cualquiera que sea el lugar que ocupe Francia, seremos capaces de crear dignidad para este país. Pasaremos de la resistencia al poder hasta que la dignidad se convierta en un hábito”, señala.

Y como un mantra continúa y repite: “Pasaremos de la resistencia al poder hasta que la dignidad se convierta en un hábito.

Nota del editor: este artículo se publicó originalmente el 15 de marzo, pero se actualizó el 23 de marzo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.