Cristina Fernández de Kirchner sobreseída en el caso Hotesur-Los Sauces

(CNN Español) — La justicia argentina destituyó la madrugada del viernes a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner; a sus hijos Máximo y Florencia Kirchner; y los empresarios Lázaro Báez y Cristóbal López, entre otros, en el caso Hotesur-Los Sauces, según la decisión vista por CNN.

Fernández de Kirchner y el resto de los imputados serían juzgados por los presuntos delitos de blanqueo de capitales, asociación ilícita y tratos incompatibles con la función pública. El caso se trata de presunta corrupción y lavado de dinero en los negocios hoteleros e inmobiliarios de la familia Kirchner bajo los gobiernos de la actual vicepresidenta, según la decisión y el dictamen de la fiscal.

Sin embargo, por decisión de la mayoría de los jueves del Tribunal Oral Federal número 5, los imputados no serán juzgados, por el momento. La decisión puede ser apelada por el fiscal.

El estado de salud de Cristina Fernández de Kirchner tras la operación 1:21

Este es el tercer caso en el que el expresidente es destituido este año antes del inicio del juicio oral y público. La misma medida había sido tomada por otro tribunal en el caso Memorándum con Irán, por presunto encubrimiento del ataque a la mutua judía AMIA, y por la Cámara Federal de Casación en el caso Dólar Futuro, por supuesta administración fraudulenta.

Los Kirchner recibieron dinero de las rentas que los empresarios Lázaro Báez y Cristóbal López, ambos contratistas de obras públicas, pagaban a las empresas Hotesur y Los Sauces mientras se beneficiaban de las licitaciones y contratos adjudicados por las autoridades de los gobiernos de Fernández de Kirchner. .

Los abogados del vicepresidente sostienen que “Hotesur SA y Los Sauces SA eran negocios legales”, reconocen el pago de rentas, pero argumentan que no estarían vinculados a los contratos adjudicados a los empresarios que las pagaban, según el escrito presentado por la defensa ante la propuesta.

En el caso Hotesur-Los Sauces, la defensa de Fernández de Kirchner solicitó previamente el sobreseimiento y el tribunal negó la solicitud en abril de 2019, según la decisión vista por CNN. Además, la Cámara Federal de Casación acababa de rechazar un pedido de cancelación de archivo del expediente de juicio, según La Nación.

La decisión del tribunal del viernes fue en respuesta a una nueva solicitud de los abogados del vicepresidente, Carlos Beraldi y Ari Llernovoy. Los jueces Daniel Obligado y Adrián Grünberg votaron a favor de Fernández de Kirchner y el resto de los imputados. La jueza Adriana Palliotti votó en contra de los sobreseimientos y dijo que el caso debe ser conocido en juicio oral y público, tal como lo solicitó el fiscal del caso, Diego Velazco.

En cuanto a la acusación, los jueces Obligado y Grünberg argumentaron que los fondos utilizados para pagar las rentas eran «de origen lícito» por provenir de bancos y porque «estaban respaldados por normas y decisiones emitidas por organismos oficiales y/o autoridades». También argumentaron que se debe aplicar la ley más benigna, otro de los argumentos del código procesal penal para permitir un sobreseimiento, y que hasta 2011 -los hechos investigados comienzan en 2008 y continúan hasta 2015 -el «lavado de autos»- que es decir la maniobra de lavado de dinero propio – no estaba prevista en la legislación argentina.

“La apariencia de legalidad de la propiedad se dio desde el primer momento; es decir, de la transferencia de fondos para la contratación de obras públicas, licencias o concesiones, o se disponga de ventajas fiscales o de otro tipo; todo respaldado por regulaciones estrictas”, dijeron los jueces Obligado y Grünberg.

El Código Procesal Penal de Argentina permite que un sobreseimiento sea analizado antes del juicio, pero para ello el caso debe cumplir ciertos requisitos, como la aparición de nuevas pruebas a favor del o de los imputados. El fiscal había sostenido en su opinión que esa condición no se cumplía, ya que, por ejemplo, aún quedan pendientes dos informes contables, solicitados por la defensa de Fernández de Kirchner, cuyos resultados completos aún no han sido integrados en el expediente.

Los jueces Obligado y Grünberg suspendieron estas facultades el viernes, según la sentencia. El juez Palliotti rechazó en una votación que los resultados parciales de cualquiera de las pericias pudieran ser considerados «nuevas pruebas» y son «fuertemente rechazados por el fiscal».

Los magistrados también argumentaron que la acusación de presunta asociación ilícita «no es viable» porque sería el «mismo hecho» que se juzga en otra demanda contra Fernández de Kirchner y Báez, entre otros argumentos.

Báez fue condenado en febrero pasado a doce años de prisión por el delito de blanqueo de capitales agravado y según los jueces del Tribunal Oral Federal número 4, los fondos investigados provenían de corrupción. El empresario también está siendo juzgado con la vicepresidenta en otro juicio conocido como caso Vialidad por presunto fraude a la administración pública en la concesión de obras viales en la provincia de Santa Cruz a favor de las empresas Báez, aunque en esta demanda no hay acuerdo. con el pago de rentas por parte del empresario a la familia Kirchner.

Los fiscales de Hotesur y Los Sauces habían determinado que una supuesta asociación delictiva permitió a los imputados «primero sustraer fondos públicos del Estado nacional y luego embargarlos a través de diferentes mecanismos de lavado de dinero». A través de Hotesur, los Kirchner recibieron fondos de las empresas Báez para el pago de habitaciones en el Hotel Alto Calafate, propiedad administrada simultáneamente por una empresa Báez. López fue acusado de pagar la renta de un inmueble de los Kirchner, que estaba a nombre de la empresa Los Sauces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.